Etiqueta: magnetic fields

Una grúa y un bulldozer

Nunca sospeché que grúas, bulldozers y otras máquinas de construcción pudiesen esconder una potente carga poética hasta que me las encontré entre las letras de dos de mis canciones favoritas.

“They’ll need a crane”- They Might Be Giants (1988)

Una triste, enigmática e irresistible canción que parece relatar una demolición emocional de tal calibre que requiere una grúa (con su cadena y su bola).

Love sees love’s happiness
But happiness can’t see that love is sad
That love is sad
Sadness is hanging there
To show love somewhere something needs a change
They need a change

(Estribillo:)

They’ll need a crane, they’ll need a crane
To take the house he built for her apart
To make it break it’s gonna take a metal ball hung from a chain
They’ll need a crane, they’ll need a crane
To pick the broken ruins up again
To mend her heart, to help him start to see a world apart from pain

Lad’s gal is all he has
Gal’s gladness hangs upon the love of lad
The love of lad
Some things gal says to lad aren’t meant as bad
But cause a little pain
They cause him pain

(Estribillo)

Don’t call me at work again no no the boss still hates me
I’m just tired and I don’t love you anymore
And there’s a restaurant we should check out where
The other nightmare people like to go
I mean nice people, baby wait,
I didn’t mean to say nightmare

Lad looks at other gals
Gal thinks Jim Beam is handsomer than lad
He isn’t bad
Call off the wedding band
Nobody wants to hear that one again
Play that again

(Estribillo)

They’ll need a crane, they’ll need a crane
They’ll need a crane, they’ll need a crane
They’ll need a crane, they’ll need a crane
They’ll need a crane, they’ll need a crane
They’ll need a crane

“Death of Ferdinand de Saussure”- Magnetic Fields (1999)

Para intentar entender el amor te serán de más ayuda  Holland-Dozier-Holland (los compositores de Motown) que la lingüística de Saussure. No puedes estudiar orquídeas con un bulldozer.

I met Ferdinand de Saussure
On a night like this
On love he said
“I’m not so sure
I even know what it is
No understanding
No closure
It is a nemesis
You can’t use a bulldozer
To study orchids”

He said…
So we don’t know anything
You don’t know anything
I don’t know anything
about love
But we are nothing
You are nothing
I am nothing
Without love

I’m just a great composer
And not a violent man
But I lost my composure
And I shot Ferdinand
Crying “it’s well and kosher
to say you don’t understand
but this is for Holland-Dozier-Holland”

His last words were
We don’t know anything [etc]
His fading words were 
We don’t know anything [etc]

 

Miniaturas Pop

 Los Clash tenían la teoría de que la canción perfecta debía durar alrededor de tres minutos. Al grabar “Armageddon Time” pidieron al técnico que les avisase cuando se acercasen a ese tiempo para evitar superarlo. El aviso llegó cuando estaban totalmente metidos en la canción y no tenia sentido cortarla abruptamente y por eso se oye a Strummer cantar “Okay, Okay, don’t push us when we’re hot!” y continuar con el tema. 

Debido a que la técnica impedía que la duración de un single superase los tres minutos y medio; y la propia estructura de los éxitos pop requería un mínimo de repeticiones del estribillo para que el tema calase en la gente, una gran parte de las canciones clásicas de la era anterior a los lps duraban efectivamente entre algo más de dos minutos y algo menos de tres y medio. 

Pero la lista de reproducción de hoy está dedicada precisamente a esas otras canciones (descartando las miniaturas del punk y aledaños que por su abundancia merecerían una entrada aparte) que, sin superar los dos minutos, se han convertido en clásicos “pop” de pleno derecho. 

 

“Words of Love”- Buddy Holly (1957) 

Buddy tenía el don de la concisión y tiene bastantes grandes canciones realmente cortas, pero de las míticas sólo ésta (y “Reminiscing”) bajan de los dos minutos. 

 

“Stay”- Maurice Williams & The Zodiacs (1957) 

Uno de los grandes clásicos de los años 50, muchas veces versionada pero nunca mejorada. Un minuto y medio de glorioso pop. 

 

“The Letter”- Box Tops (1967) 

El inicio de la carrera de Alex Chilton, antes de formar Big Star, cuando parecía que se podría convertir realmente en una Gran Estrella. 

 

“Cool Operator”- Delroy Wilson (1972) 

El título se refería en realidad a su amor no correspondido pero acabó convirtiéndose en el apodo de uno de los más grandes cantantes jamaicanos. Un clásico. 

 

“Um oh e um ah”- Tom Zé (1973) 

Sólo un fuera de serie puede hacer una canción inolvidable únicamente con “ohs” y “ahs”. Su recopilatorio en la serie “Brazil Classics” de Luaka Bop es uno de mis discos favoritos de todos los tiempos. 

Por cierto, la portada del disco “Todos os olhos”, donde se publicó originalmente, es un primerísimo plano de un ano con una canica insertada que milagrosamente sorteó la censura de la dictadura brasileña.

 “When you find out”- The Nerves (1976)

 Un pequeño clásico power pop cortesía de Paul Collins, Peter Case y cía. 

 

“Never going back again”- Fleetwood Mac (1977) 

En uno de los discos más vendidos de todos los tiempos se esconde esta pequeña joya por la que siempre he sentido tal debilidad que hago la trampilla de pasar por alto los segundillos que  pasa del tiempo reglamentario en algunas ediciones. 

 

“Fragile”- Wire (1977) 

Uno de los temas más sentidos del inmortal “Pink Flag”. 

 

“Final Day”- Young Marble Giants (1980) 

Un calmante  para la resaca punk. 

 

“Themselves”- Minutemen (1984) 

Los hombres-minuto se llamaban así por una razón. En el mítico “Double Nickels on the Dime” del que sale este tema, había nada menos que 43 fantásticas canciones de las cuales solo una quinta parte superaban los dos minutos. 

“Never talking to you again”- Hüsker Dü (1984)

Y sus compañeros de escudería, pese a su fama de duros, siempre tuvieron su lado romántico, que pocas veces manifestaron tan abiertamente como en esta sentida canción.

“Johnsburg, Illinois”- Tom Waits (1985) 

Una de esas miniaturas, con frecuencia instrumentales, que Waits mete a veces en sus discos. 

 

“Five Sticks”- Camper Van Beethoven (1986) 

Nunca conseguí entender una palabra de lo que decían pero la música es increíblemente evocadora. Al preparar esta entrada me he enterado de que la parte cantada está reproducida al revés (existe en youtube la versión “backwards”, todo un hallazgo) 

 

 “Zurich is Stained”- Pavement (1992) 

Uno de los momentos más plácidos de su imprescindible debut. 

 

“Love is like a bottle of gin”. Magnetic Fields (1999) 

En un disco tan inagotable como “69 Love Songs” había varias candidatas posibles, pero he optado finalmente por esta meditación sobre las similitudes entre el amor y una botella de ginebra (que no al revés). 

 

Nota:                                                                

-Lista completa en spotify: Miniaturas Pop

-Lista en grooveshark (en bruto, con bastantes extras que no pasaron a la selección final y sin “Five Sticks”): http://grooveshark.com/#!/playlist/Miniaturas/92395467